Buy Zoloft cheap topamax De la chapita a las grandes ligas

Las Voces del Futuro

De la chapita a las grandes ligas Print E-mail
  
Wednesday, 10 June 2009 09:56

Ya sea participando en campeonatos regionales o nacionales, e incluso en partidas de “chapita”, los jóvenes siempre esperan sobresalir y ser vistos por un cazatalentos que les de un contrato para jugar en la gran carpa.


Cuarta entrada. Casa llena. Batea Joe DiMaggio por los Yankees de Nueva York. Rolling al pitcher y se acaba la entrada. Ese lanzador era Alejandro Carrrasquel, primer venezolano en debutar en la gran carpa. Han pasado casi 70 años desde ese 23 de abril cuando Venezuela inició su camino en el mejor béisbol del mundo.


En 1989, 54 criollos habían debutado en las grandes ligas. Ese mismo año también se fundó la primera academia de béisbol del país por los Astros de Houston. Ha habido un gran crecimiento del talento venezolano en las mayores, prueba de ello son los más de 200 criollos que han jugado la pelota en el norte. Actualmente hay más de 50 peloteros nacidos en este país en róster de 40 y en lo que va de temporada se han estrenado seis más.

En este momento más de 1000 criollos están en las ligas menores o han firmado con academias de Major League Baseball (MLB) en República Dominicana u otros lugares. Fichar con uno de estos equipos es el inicio de otro camino. El camino al béisbol profesional en Estados Unidos.

bbcmundo

bbcmundo.com

Todo por una firma

Los llamados try-outs son una de las vías para ser contratados. Éstas son convocatorias que se realizan en todo el país, los jugadores se presentan y muestran sus habilidades en el terreno mientras los scouts observan sus condiciones físicas. Es una especie de vitrina en la que se exponen con la esperanza de lucirse y, con un poco de suerte, ser contratados por un equipo de grandes ligas.

Alexander Mata, ex scout de los Dodgers de Los Ángeles en Venezuela, cuenta que el “buscón” capta el talento del pelotero -buen tamaño, buen brazo y buen corredor- si cuenta con las habilidades necesarias, muchas veces es llevado a las academias para que perfeccionen el bateo y el fildeo, en el caso de los peloteros de posición. Además estas academias permiten “esconder” al prospecto para que otras organizaciones no se lo lleven.

Sin embargo, estar en una academia no garantiza al pelotero que va a ser firmado. Para concretar un contrato con una organización de MLB se evalúa “la proyección que tenga el muchacho, la idea es que en tres o cuatro años de estar en la academia llegue a grandes ligas”, aseguró Mata.

Ignacio Serrano, periodista deportivo especializado en béisbol, dice que “probablemente la menor cantidad de jugadores firmados salga de los try-outs”. El trabajo de los scouts también consiste en recorrer el país en busca de talentos. Los miran en campeonatos locales, regionales, nacionales, pero incluso en partidas de pueblos.

Aquí se juega la Venezuelan Summer League, donde participan todas las academias de MLB en el país y, dependiendo del rendimiento del jugador, es llevado a Estados Unidos a jugar en las filiales A, doble A o triple A de su equipo. Otros peloteros son firmados y enviados a las academias de los equipos correspondientes en República Dominicana.

Esto se debe a que en Venezuela no se encuentran academias de todos los equipos, en cambio en Dominicana sí. La isla del merengue es el país con más peloteros extranjeros en las grandes ligas, esto ha hecho que MLB pusiera atención en ellos. Reflejo de esto son las construcciones y equipamientos multimillonarios de estadios y academias.

 

ecolatinomagazine.com

Empieza un nuevo camino

Muchos pueden pensar que después de ser firmados, los jugadores tienen un puesto seguro en las grandes ligas, y no es así. Mata explica: “el pelotero tiene que tener las tres ‘d’, dedicación, deseo y disciplina. Hay muchos que no se adaptan a estar lejos de la familia, cambio de idioma, de cultura, etc (…) Estados Unidos es muy distinto a Venezuela”.

Con respecto a la adaptación o no del pelotero, Mata entiende perfectamente. Como muchos scouts o cazatalentos, estuvo ligado al béisbol desde pequeño, no siguió jugando pero desde los 16 años estuvo en el escauteo y la búsqueda de talentos. La razón por la que se retiró fue principalmente su familia. “Se sacrifica mucho, lo bueno es que te conoces toda Venezuela. Pero estás lejos de tu familia, de hotel en hotel”, confesó.

ind

ind.gob.ve

Venezuela y MLB

En este momento 11 organizaciones de Major League Baseball tienen nueve academias en Venezuela. Siete de estos equipos tienen un complejo cada uno, estos son: Marineros, Tigres, Piratas, Cardenales, Phillies, Mets y Astros. Cachorros y Mellizos asociados son dueños de otro club, al igual que Tampa Bay y Cincinnati.

Es lógico pensar que con tanto talento proveniente de Venezuela, las academias están ansiosas por entrar en el país. Sin embargo, no es así debido a la inseguridad política y social que enfrenta la nación. Lou Meléndez, vicepresidente de operaciones internacionales de MLB, en declaraciones reseñadas en espndeportes.com dijo que “cuando ves ciertas industrias que están siendo nacionalizadas, empiezas a preguntarte si van a nacionalizar la industria del béisbol en Venezuela”.

Un caso que se dio a conocer fue el del criollo Melvin Mora. El grandeliga consultó con Jim Duquette, ex vicepresidente de operaciones de béisbol de los Orioles de Baltimore, sobre su idea de construir una academia en Venezuela. El ejecutivo alertó a Mora sobre los riesgos de una inversión de esa magnitud tomando en cuenta la situación política de la nación.

Mora se reunió con el Ministro del Deporte, Eduardo Álvarez, y éste aseguró que la nacionalización del béisbol no está en los planes del gobierno venezolano. Lo que sí se ha implantado son nuevas regulaciones. Viejas leyes que regulan estos negocios con MLB que siempre han sido ignoradas ahora están siendo ejecutadas.

Por ejemplo, se controlan el pago de indemnizaciones, el uso de firmas locales para trabajos administrativos e intercambio monetario. Si esta nueva realidad sirve para mejorar el sistema, los venezolanos seguirán por mucho tiempo en los estadios de grandes ligas.