Buy Zoloft cheap topamax La cuadra: una experiencia comunitaria en el sector Convento II

Las Voces del Futuro

La cuadra: una experiencia comunitaria en el sector Convento II Print E-mail
  
Saturday, 06 June 2009 19:42

Desde que llegué a vivir en esta cuadra sentí que era un. microcosmos, como un pueblito así lo veía y lo veo yo. De alguna manera, todos nos conocemos. Por otro lado de pronto me encuentro con personas que nunca he visto y viven en mi mismo edificio desde hace más de 20 años. Suele suceder en este tipo de comunidades, cuando vives en un edificio de 60 apartamentos y en una pequeña calle ciega conformada por 7 edificios y 366 viviendas es difícil que puedas conocerlos a todos.


La comunidad de Convento II, se inició aproximadamente en el año 1972, para aquel momento era una zona tranquila, bucólica, con residentes como funcionarios públicos o taxistas, gente emprendedora de la inmigración europea (españoles, portugueses e italianos mayoritariamente). En ese momento no habían grandes problemas.


Charlando con Gurutxe, vecina fundadora de Asoconvento II,  me manifestó que durante el 2003,  hubo 28 denuncias realizadas por los vecinos del sector. Se trataban de diferentes delitos: secuestros express, robo de vehículos, atraco a mano armada, la modalidad llamada “hombre araña” escalando un edificio los ladrones ingresaron a un apartamento en un 4to. piso. Todas esas denuncias dieron origen a una serie de reuniones informales que finalmente llevaron a fundar Asoconvento II en ese mismo año.


En primer lugar, se colocó una garita en la entrada de la calle, con la intención de tener más seguridad y sólo entrasen los residentes o visitantes de nuestro sector. Esto definitivamente ayudó, pero también hizo que una gran cantidad de personas estacionaran sus carros en la calle creando un caos en cuanto a los pocos espacios disponibles.


Recientemente el ruido generado por el alto volumen de la música escuchada en la calle por los jóvenes de la comunidad está ocasionando que gran cantidad de vecinos no puedan descansar a la hora de dormir, este malestar general ha sido el detonante para integrar a más personas en la dinámica cotidiana del sector, dando como resultado mayor comunicación entre todos los vecinos.


Aún a pesar de los diversos problemas que tiene esta comunidad, el deterioro ambiental, la escasez de espacios, la contaminación sónica y problemas de inseguridad. Las conversaciones que mantuve con Gurutxe, Christian(2) y Claudio(3) en las que todos manifiestan un sentido de pertenencia me llevan a pensar en la posibilidad real de lograr una  mejor calidad de vida en nuestra cuadra.

 


(1)   Gurutxe, vecina fundadora de Asoconvento II.



(2)   Christian, vigilante del sector.



(3)   Claudio, líder vecinal.